Inicio Cine Wolverine Logan

Wolverine Logan

79
0
Compartir
Los fans de las películas de superhéroes encontrarán un oasis en la película ‘Logan’.

Para empezar, porque no estamos ante la fórmula “tradicional” que en los últimos años ha confeccionado estas películas dedicadas a los personajes de cómics. Es decir, el villano que destruirá todo a su paso, la joya poderosa en manos equivocadas, la explosión evitada en el último segundo. Por el contrario, ‘Logan’ se va por el camino de un drama bien articulado, con una historia sólida y con unos personajes muy queridos.

Los viejos conocidos: Charles Xavier y Logan, son en verdad viejos. La historia se instala en el año 2029; un tiempo en donde ya no hay mutantes y en el que desde hace 25 años no nace uno. Logan es conductor de una limusina y está a cargo del gran Xavier, quien tiene ya noventa años y está enfermo.

Los pesares de Logan no son menos pues vemos cómo su poder de curación está comprometido y cómo los años le pasan la factura a este querido personaje de los X-Men y alguna vez vengador. Las cosas se complican con la llegada de Laura, una pequeña mutante a la que Logan debe proteger a pesar de rehuir esta misión.

Con esto en mente, la historia que vemos en la película ‘Logan’ está llena de acción, drama y violencia. Violencia que, por cierto, le valió la clasificación R (en México C) es decir, una película sólo para adultos. Y vaya que vemos bastante violencia y muertes en pantalla, no sin gran astucia en el manejo de las escenas de acción. También son bastante logradas las escenas de este tipo hechas por Laura Kinney, interpretada por Dafne Keen.

Uno de los logros más importantes de ‘Logan’ es que la historia es entretenida sin sacrificar lo profundo. La química entre los personajes es totalmente disfrutable. Para empezar, con el viejo Logan, con sus propios sacrificios y su dedicación al buen Charles. El viejo profesor, el más poderoso mutante que ha existido, mermado por la edad y la enfermedad. La relación de estos dos es para reír y llorar de emoción. También vemos a Caliban (interpretado por Stephen Merchant) que agrega lo suyo en la historia.

Al entrar en escena, Laura agrega un valor muy especial a la relación de los viejos mutantes. Esto nos regala escenas de un humor que disfrutaremos mucho como espectadores, pero también nos hará sentir gran empatía por ellos. Recordaremos, como ellos lo hacen, otros tiempos, otros días, otros futuros.

Ahora bien, el villano, Donald Pierce, interpretado por Boyd Holbrook (a quien conocemos de Narcos) es un villano que no está hecho con maniqueísmo y no peca de ser malo solo por serlo. Es un personaje que disfrutamos: arrogante, fuerte, odioso, pero muy al margen de solo odiar por odiar, es decir, él está haciendo su trabajo y hasta parece no querer meterse con Logan.

Con una historia muy sencilla (y no por esto menos interesante) y bien lograda, además de grandes personajes, le sumamos los ambientes que vemos en pantalla. Es una película con grandes retos y que presenta distintos escenarios. En primer lugar vemos que Logan, Xavier y Caliban están instalados en la frontera México-Estados Unidos; así, el ambiente desértico y amarilloso se combina con la ciudad caótica y luminosa. Vemos también las carreteras, el campo y el bosque de Dakota del Norte. Y todo lo disfrutamos mucho.

Debo decir que el tráiler revela muy poco de lo que veremos en pantalla y esto es bastante agradable para cualquier fan. Pese a que puede parecer una historia predecible, no lo es. Incluso si conocemos los cómics en los que está basada esta historia. Al presentar el futuro próximo en donde se ubica la historia es bastante realista. Las reflexiones al respecto, tanto del futuro como del mundo de los mutantes, es todo un tema aparte que van desenredando los personajes. Las claves de los porqués de lo que vemos en pantalla están presentadas de forma muy inteligente y nos harán, sin duda, volver a ver la película para desentrañar los secretos que no se notan de forma evidente.

Otra clave de ‘Logan’ es la misma Laura, el eje de la historia. Sin duda, Dafne Keen hace un gran papel y logra que nos hermanemos con su personaje. Muy pronto hace que nos olvidemos que estamos ante una pequeña en apuros. Disfrutaremos mucho su relación con Logan y con el mismísimo Xavier que es cariñoso y comprensivo con ella. Verla en acción es algo que impacta por que, vamos, es una niña, pero no por ello menos peligrosa y por lo que se justifica el despliegue de Pierce para atraparla.

Da gusto ver que el cine y la televisión por fin estén comprendiendo la importancia de la diversidad. Siempre será bueno encontrar producciones que muestran más que la fórmula dominante por años en el mundo del entretenimiento y que, a fuerza del trabajo de muchas personas, comienza a parecerse más a lo real: la diversidad es una realidad y no una concesión a las minorías. En este sentido, vemos no solo a una niña protagonista, sino que vemos a niños de todos los colores y complexiones. Después de todo, la lucha de Charles Xavier y de los mutantes es una lucha por la comprensión de las diferencias, de enfrentarnos al que es distinto a nosotros y convivir con esto.

Conclusión

‘Logan’ es una película que capitaliza el cariño que los fans tenemos por este genial personaje. Hugh Jackman se despide de una forma impactante y entrañable de este papel (que ha hecho más veces de las que él quisiera). Otra cosa es que es una película que hace justicia al personaje, al actor y a los seguidores del fantástico personaje que es Wolverine. La historia de ‘Logan’ es muy concreta y se dedica a ella con grandes resultados. Además de alejarse de la fórmula de consecuencias apocalípticas y se centra en el lado más sentimental y profundo de los personajes. La química de todos los que vemos en pantalla es un gran regalo. ¡Hasta siempre Hugh Jackman!